Modernización
Desde 1952, la Fundición Hernán Videla Lira es el pilar estratégico de ENAMI, no solo por su capacidad nominal de procesar 340 mil toneladas de mineral o por la generación de empleo para la Región de Atacama, también por su rol en el desarrollo de la pequeña y mediana minería del país.
Para mantener vigente dicha labor, el corazón de ENAMI se ha adaptado a los nuevos desafíos y normativas ambientales que rigen a la industria. Es así como desde 1995 se comenzó a desarrollar un trabajo de mejoramiento, sin afectar el valor que la fundición representa para el negocio minero.
Cumplimiento medioambiental
Luego de dar cumplimiento a las normas primarias y secundarias de calidad del aire para Anhídrido Sulfuroso; con la norma anual de SO2; cumplir con los planes operacionales preventivos y de control de emergencia ambiental –aprobados por la autoridad-, con el Decreto Supremo 113 y haber establecido una robusta red de monitoreo de calidad del aire, en línea con las autoridades; en 2018 se comienza a ejecutar la primera fase de modernización de la FHVL para dar cumplimiento al DS 28 para fundiciones en Chile sobre emisión de SO2 y Arsénico.

De esta forma, ENAMI avanza en la captura de emisiones de gases y pasa de un 90 a un 95% gracias a la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento de Gases Cola, inaugurada el 18 de enero por el Presidente Sebastián Piñera. Proyecto que no solo permite estar en línea con la nueva normativa, también considera un aumento en la productividad y optimización de los procesos operacionales y productivos; además de dar más rentabilidad para asegurar la sustentabilidad del modelo de fomento de ENAMI por las próximas décadas.